¿Tarda mucho? Pulsar aquí

Blog

Suscríbete a nuestro boletín de noticias
Muebles infantiles con pinturas de tiza
17 Abr

Muebles infantiles con pintura de tiza en Casa rural Melones

Hoy os contamos cómo transformar muebles infantiles con pintura de tiza (Chalk paint) en Casa rural Melones. En las casas de pueblo siempre hay viejas banquetas. De las que se utilizaban para estar alrededor de la lumbre. Parecen sillas para enanos porque son muy bajitas pero las utilizaba toda la familia.

En la casa de los Melones llevábamos un tiempo utilizándolas como soporte para poner macetas. Pero estaban muy viejas y la pintura se iba descascarillando. Ha llegado el momento de darlas un nuevo uso.

Casa rural Melones queremos tener una casa rural familiar (children friendly). Por eso hemos decidido restaurarlas y utilizarlas como mobiliario infantil. Así, además de las mesas y sillas para los adultos tendremos sillas y mesas adaptadas para los más pequeños.

El problema era que las sillas tenían más de tres capas de pintura. Las limpiamos e intentamos lijarlas. Probamos a quitar la pintura con pistola de aire caliente pero fue imposible decaparlas. La solución ha sido, después de nuestro éxito con el mueble azul para el baño y las camas de forma de casaruralmelones, una vez más las increíbles pinturas de tiza (chalk paint).

Hemos pintado sillas con dos estilos. Unas las hemos pintado de colores. Como tenían el fondo blanco ha servido con una capa de pintura de tiza de distintos colores: una amarilla, otra verde, otra azul y otra rosa. Me fascina el color mate y aun no se si darlas la capa de cera o dejarlas con este aspecto empolvado.

A las otras las dimos una base de pintura de tiza blanca, las pintamos con pintura de tiza de colores y las terminamos con otra capa de pintura blanca. Las hemos decapado con lana de acero y hemos conseguido que aparezca el color: una silla blanca con toques azules, otra con toques rosa y una más con toques verdes.

El acabado ha sido una capa de cera protectora, que hemos pulido con estopa.

Y para la mesa hemos utilizado una vieja mesa tocinera. En este caso la pudimos lijar y tuvimos que arreglar las tablas superiores con masilla. Para que tuviera un tamaño infantil cortamos las patas. La pintamos con acrílico morado y en la parte superior utilizamos pintura de pizarra. Es una idea estupenda con muchos tutoriales como este de papelisimo.

Creo que a los niños que vengan a la Casa rural Melones les va a encantar. De momento Julia ya las ha probado y estuvo un buen rato sentada en la silla rosa pintando con una tiza en la mesa de pizarra.

Esperamos que os haya gustado el resultado de nuestros muebles infantiles con pinturas de tiza. Una idea para nuestra casa rural familiar.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

0 Responder

  1. Me alegra muchísimo que os hay servido mi idea de la mesa pizarra 🙂
    ¡Y las sillas os han quedado también de lujo! Esto hay que enseñarlo, lo comparto en las redes sociales.
    ¡Un abrazo!

Dejar una Respuesta